inicioMedio AmbienteHuilenses impulsan el turismo de naturaleza en antiguas zonas del conflicto

Huilenses impulsan el turismo de naturaleza en antiguas zonas del conflicto

Redacción La Última

En Palestina, Huila, antiguo corredor de las Farc, zona donde abundaba la amapola y era el hogar de ex taladores, ahora sus habitantes ofrecen turismo de naturaleza con el apoyo de la CAM.

En la Reserva Natural de la Sociedad Civil La Riviera, en Palestina sur del Huila, donde años atrás se escuchaban los disparos de los enfrentamientos entre el Ejército y la guerrilla de las Farc, ahora reinan los trinos de las aves y la presencia del Oso de Anteojos y la Danta de Montaña.

Esta zona que fue refugio de hombres al margen de la ley, cultivos de amapola y hogar de taladores, ahora tras el empeño de tres familias y el apoyo de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM y la Fundación Wii, tienen las puertas abiertas al turismo de naturaleza con sus imponentes árboles, hoy denominados monumentos naturales, su amplia biodiversidad la riqueza de flora y fauna silvestre.

“Somos el municipio más biodiverso del departamento, pero el acoso que los grupos al margen de la ley generaban a las comunidades, hacía imposible pensar en el turismo que se está generando hoy día”, asegura Steed Mayer Bravo, quien es el encargado de guiar turísticamente e informar acerca de la avifauna que se encuentra en esta reserva natural.

Él guía a propios y visitantes, en su mayoría residentes de Europa, Estados Unidos y Colombia entre robles negros, cominos reales y el canto de 320 especies de aves, caracterizadas por el Instituto Humboldt, así como estaciones de cámaras de foto trampeo donde se han registrado los más grandes mamíferos del país.

“Esta área es estratégica porque conecta con el Parque Nacional Serranía de los Churumbelos, el Parque Regional Corredor Biológico y unas áreas del Macizo Colombiano, teniendo cerca al Cauca, Caquetá y Putumayo”, explicó Bravo.

Cámaras trampa
Luis Arbey Flor, fue uno de los primeros en ver el potencial de la Reserva Natural de la Sociedad Civil La Riviera, a la cual describe como asombrosa.

“Somos 12 integrantes. Tres familias que nos unimos y hemos recibido respaldo de la CAM y de Wii que nos han facilitado 14 cámaras de fototrampeo para pasar de tumbar la montaña a entrar en el proceso de conservación” indicó Flor, quien es el representante legal de Ecotupales uno de los 23 Grupos de Monitoreo Comunitario que tiene el departamento del Huila.

“Ha sido un proceso lento porque aquí antes no se podía uno venir por la presencia de los grupos al margen de la ley, pero se retiran los alzados en armas y hemos podido mostrarle al mundo la riqueza natural que tenemos”.

El Oso de Anteojos, la Danta de Montaña, el Puma, el Ocelote, el Yaguarundí, el Borugo y diversas especies de aves, han sido registradas por las 14 cámaras trampa instaladas en un rango de 700 metros lineales.

“Fue muy emocionante para nosotros conocer el manejo de una cámara trampa, porque estábamos observando algo que nos iba a ayudar a registrar lo que nosotros nunca habíamos visto de manera directa, pero si en sus huellas y sonidos”, indicó Luis Flor quien aseguró que la emoción de los integrantes del grupo aumentó, así como sus ganas de seguir instalando cámaras. A los tres meses de haber instalado la cámara, revisaron las memorias y encontraron el registro de una gran Danta de Montaña.

“La danta era grandísima, seguro pesaba unas 12 arrobas y de ahí en adelante por nuestras cámaras pasó un oso, venados colorados y muchas aves”, aseguró el representante de Ecotupales.

Preservar y conservar
Iniciativas de este tipo les permiten a familias como los Bravo, Burbano y Flor preservar, conservar y llevar el mensaje a niños, niñas, jóvenes y adultos sobre la importancia de la apropiación del medio ambiente.

Así lo resalta Betty Flor, quien acompaña a sus hermanos en lo que ella denomina una misión de vida.

“Vengo hace 20 años ayudando a cuidar la reserva, las montañas y el agua y solo pedimos que nos colaboren, que cuidemos las montañas, ahí nacen las aguas que tomarán nuestros hijos”, expresó.

En este mismo sentido, Ramón Emilio Gómez asegura que aparte de conservar, también impulsan la apicultura, “gracias a la CAM que nos facilitó las colmenas y las herramientas, incursionamos en la apicultura” dijo Gómez.

“Ante el temor a las abejas africanizadas, meliponas y angelitas, en Ecotupales nos encargamos de reubicar, conservar y hacer seguimiento a las abejas”, finalizó diciendo el integrante del Grupo de Monitoreo de Palestina.

DEJA UNA RESPUESTA

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leido

spot_img